Publicado el

Yoga y Espiritualidad

Como está expresado en la nota Yoga, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, el yoga viene a colaborar con la espiritualidad del hombre occidental. Como algo que cae por su propio peso, pero no a ocupar el lugar de nuestras religiones tradicionales, sino a complementarse con ellas, para contribuir a la espiritualidad del hombre moderno, agobiado por el ritmo de vida.

¿ES EL YOGA UNA RELIGIÓN?

El origen del yoga se pierde en la noche de los tiempos de la milenaria India, siendo aún causa de estudio y discusión. Desde quienes sostienen que el yoga existió siempre, pasando por los que le asignan 15 mil años de antigüedad, hasta los primeros testimonios arqueológicos de las ruinas de Mohenjo-Daro hacia el año 3.000 a.C., se ha visto entremezclado a lo largo de los milenios con distintas escuelas filosóficas y religiones.

A fin de aclarar un poco el origen del yoga y diferenciarlo de diversas religiones como la Vedanta o el Hinduismo, el actual gobierno de India, encabezado por Narendra Modi ha expresado en forma categórica que el yoga es anterior a todos los sistemas religiosos de India.

Reordenado hacia el siglo II a.C. por un santo de nombre Patánjali, hace menos de 100 años fue vuelto a explicar por Paramahansa Yogananda (1893 / 1952), esta vez para el hombre occidental, razón por la cual Paramahansa Yogananda es considerado Padre del Yoga en Occidente.

Sin embargo, Yogananda destaca el  hecho de que los grandes credos son coincidentes en los principios que sustentan y diferencia a éstos del yoga, al que considera una ciencia, para desarrollar la espiritualidad partiendo desde cualquiera de las religiones verdaderas. (Se refería como verdaderas a las religiones que fueron validadas con el transcurso de los siglos Hinduísmo, Judaismo, Budismo, Cristianismo, Mahometanismo, etc.)

En el Prefacio del libro “El Yoga de Bhagad Guita” se destaca su definición de Yoga: “El yoga es una profunda ciencia cuyo objeto es el desarrollo del infinito potencial de la mente y el alma humana.”  Es necesario remarcar en esta definición la palabra “ciencia” pues la filosofía nos enseña que “ciencia” y “religión” pertenecen a dos tipos de conocimientos distintos; uno basada en la técnica de  ”la teoría, tesis y demostración” y la otra en “la reflexión del pensamiento sumada a la fe”.

Para comprender mejor cual es la relación que guarda el yoga con la espiritualidad y la religión conviene hacer una analogía con la música:

¿Podemos decir que el piano es la música, o que el ejecutante o la partitura lo son?

No, la música surge por la combinación de esos tres elementos: “ejecutante”, “partitura” e ” instrumento”.

Ahora bien:

“La partitura” ocuparía el lugar correspondiente a los libros sagrados de cualquiera de las religiones tradicionales (Biblia, Bhagavad Guita, Coran, etc). Estos libros, al igual que una partitura, nos dicen todo en relación a la espiritualidad (“la música”), pero la partitura no suena por sí misma.  No es música.

“El ejecutante” sería el buscador espiritual o el creyente. La persona que desea incorporar a su vida esas enseñanzas.  “El ejecutante” por si sólo tampoco suena, solamente puede accionar sobre el instrumento.

“El instrumento” es nuestra mente, la que conecta al ejecutante con la “partitura” de su religión. Como consecuencia de esa combinación surge la “Música”; es decir, surge su espiritualidad.

Esta espiritualidad que se manifiesta a través de su estado de consciencia, está determinada por el grado de conexión que ha logrado con lo divino, como producto de las experiencias internas (místicas) y de haber asimilado con todo su ser los valores y enseñanzas contenidas en su religión y aplicarlos en su vida.

Pero siguiendo la analogía con la música, ¿Qué sucede si el “instrumento” de nuestra mente está desafinado? Por muy bella que sea la partitura (por muy elevada que sea la religión) y aun contando con la mejor intención del ejecutante, la música sonará muy mal. En la práctica musical aun los más rudimentarios instrumentos de percusión requieren algún tipo de afinación. Es necesario “afinar” el instrumento de la mente.

En el cristianismo la idea de que la mente es un instrumento ineludible para desarrollar la espiritualidad se expresa claramente en lo que probablemente sea el versículo más importante de los Evangelios: Cuando a Jesucristo se le pregunta cuál es el mandamiento de mayor importancia, él responde: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente.” (Mateo 22:37, Lucas 10:27)

Paramahansa Yogananda, recuerda permanentemente la cita bíblica “Aquietaos y sabed que yo soy Dios.” No es posible una experiencia espiritual si la mente no se encuentra sosegada. Este concepto ha sido refrendado a través de los milenios por todas las grandes religiones.

El  yoga, como método científico ofrece la posibilidad de educar la mente, pacificarla y desarrollar su potencia para aumentar su sintonía y receptividad con lo divino. De esta manera se acelerará el surgimiento de la espiritualidad del practicante,  y  tendrá lugar la experiencia mística en la que indefectiblemente desembocará la práctica correcta de cualquiera de las grande religiones.

El gran Maestro lo dice con inigualable claridad en un pasaje del libro “El Yoga de Jesús*1:

“Todas las religiones verdaderas conducen a Dios, pero algunos senderos implican mayor demora, en tanto que otros son más cortos. Sin importar cuál de las religiones dispuestas por Dios sea la que uno siga, las creencias de todas ellas se fundirán en una ÚNICA e IDÉNTICA experiencia común de Dios. El yoga es el sendero unificador que transitan todos los buscadores religiosos a medida que se acercan finalmente a Dios. Antes que uno pueda llegar a Él, debe existir el “arrepentimiento” que aparta de la ilusoria materia a la conciencia y la dirige hacia el reino de Dios que mora en nuestro interior. Este recogimiento de la conciencia lleva la fuerza vital y la mente hacia adentro (…). La unión final con Dios y las etapas que comprenden esta unión son universales. Esto es yoga, la ciencia de la religión (…)

*1: El “Yoga de Jesús“: Resumen de los tres volúmenes de “La Segunda Venida de Cristo“, magistral interpretación de los Evangelios.

 

 

25 comentarios en “Yoga y Espiritualidad

  1. Es un camino de reencuentro con el propio YO, a veces olvidado, a veces desconocido ?

    1. Así es Romi! Gracias por tu comentario.

  2. Un gusto Guillermo! Que buen tema y claramente presentado por Yogananda. Ahora si bien muchos adheridos a estos conceptos, con que singulares diferencias los vivimos. Me da la impresión que algunos los vivimos en la práctica más parecidos a una religión con sus dogmas y rituales que quienes nos esforzamos por vivirlo según la visión de Paramahansa Yogananda…es todo un desafío y trabajo personal como siempre…Gracias por todo!

    1. Eh! “Con toda la fuerza de tu alma, con toda la fuerza de tu corazón y de tu mente”!! No hay opción!

  3. Gracias!

  4. Qué lindo escrito Guillermo, mientras lo leía, también me encuentro leyendo “La Segunda Venida de Cristo” (vol. 2). Comparto una hermosa frase que me viene a la mente en este momento: ” Aquel que busca a Dios es el más sabio de los hombres; quién le ha encontrado es el más exitoso entre todos” Paramahansa Yogananda.

    1. Gracias Pablo. Yogananda insistía mucho sobre ese concepto.

        1. “Aquel que busca a Dios es el más sabio de los hombres”

  5. Yoga: ciencia y sendero que nos lleva a la unión verdadera con Dios, con el Todo.

    1. Así es Margarita: Una ciencia! . Gracias por tu comentario.

  6. Aveces la vida te lleva por otros senderos y uno se deja llevar y va perdiendo el verdadero rumbo de la vida que es el Amor y la paz.Muchas gracias.

    1. Así es Inés, “Hay que estar vigilantes” diría el Padre Pío de Pietrelcina. Gracias por tu comentario.

  7. Si he leido que el yoga es anterior a los Vedas y tambien que en el sur de Italia se han encontrado vestigios tan antiguos como los de India .Para mi es un magnifico sistema de vida saludable desde lo fisico a lo espiritual

    1. Muy buen dato Liliana! Gracias por tu aporte.

  8. ¡Quién pudiera tener tu pluma y tu espíritu, Guillermo! Clarísimo todo lo que explicás. No practico Yoga pero desde hace cincuenta años hago MT. Desde ese lugar, donde encuentro lo mejor de mí y casi toda mi energía, me conecto con el Universo y creo que con lo que llamamos Dios. He leído libros de todas las religiones, he conocido templos, sinagogas, iglesias, etc. Siendo educada en la religión Católica he frecuentado y profesado una religión japonesa poco conocida que se llama “Perfecta Libertad” cuya filosofía de vida me pareció extraordinaria y, casi, la receta de la felicidad. Pero no puedo con mi genio. Entiendo todo lo que puedan creer o necesitar los demás y me alegro por ellos. Para mí, Dios es algo tan inconmensurable que lo puedo sentir pero jamás conocer o entender. Gracias por tu invitación. Cordiales saludos.

    1. Gracias Rosanna por su comentario… lo importante es eso! “sentirlo”

  9. Sólo sé que no sé nada , y… Ud. está haciendo que a mí se me haya despertado un enoooormeeee y gran interés por saber más y más y estaría pareciéndose a una gran pasión que se va revelando … me va llevando por el camino del “Gran Maestro”, Maestro. Gracias!!!

    1. Gracias María. Recuerde que yo no hago más que comentar las enseñanzas de Paramahansa Yogananda en relación a un determinado tema.El Maestro es él!.

  10. La mayoría de la gente aquí habla de espíritu y Dios. Creo q está más q claro la contradicción de sus respuestas. Es una religión….. Con dogmas y prácticas provenientes del hinduismo. Con las respuestas de la gente aquí me quedo más clara mi postura…. Es religion. Pero es solo una opinión

    1. Dieguito querido… está claro copiaste tu Facebook acá sin haber leído el artículo anterior… el yoga es mucho, pero mucho más antiguos que las religiones (Vedas, Hinduísmo, Budismo)… comprensión de texto… a Marzo!

  11. La vida es un misterio por develar y realmente con todo lo que Ud. aporta cada vez que lo leo aclaro muchas dudas, realmente lo felicito Guillermo, gracias por todo lo que comparte a diario, es un placer enorme leerlo.
    Saludos.

    1. Gracias a usted María. El placer es mío, de compartir estas elevadas enseñanzas que tanta falta nos hacen para sobrellevar los vaivenes de la vida.

  12. SUPER!!CUÁNTO PARA LEER Y POR LEER,Y PROFUNDIZAR!!SOY PRACTICANTE DE YOGA HACE MÁS DE 10 AÑOS,Y A PARTIR DE AHÍ,COMENCÉ A LEER LO MÁS QUE PUEDO,A VECES PUEDO POCO,JAJA,PERO ME “ABRIÓ” LA CABEZA,Y CAMBIÓ LA MANERA DE VER EL MUNDO,Y DE VERME A MI MISMA,DE UNA FORMA INESPERADA.ME CAYERON MUCHAS FICHAS,AUNQUE ME FALTAN UNAS CUANTAS!!JAJA!! AUNQUE PRACTICO UNA RELIGIÓN,PARA MI NO FUÉ UN PROBLEMA,AL CONTRARIO,FUÉ UNA APERTURA EN EL ALMA,UNA APERTURA DE AMOR,Y DE PAZ CIENCIA,JAJA ,HACIA MI MISMA Y LOS OTROS,NO ES FÁCIL,POR LO MENOS PARA MI,PERO ESTA MUY BUENOOO!!AUNQUE LA MENTE QUIERA VOLVER A LO DE ANTES,UF!! UNA VEZ QUE EMPEZASTE ESTE CAMINO,ES IMPOSIBLE VOLVER ATRÁS!!TAMPOCO QUIERO! GRACIASSSSS!!

    1. Ja ja Gracias MAR MARIAN… nunca volver atrás. Gracias por tu comentario, muy lindo y auténtico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *